¿Qué beneficios obtengo al legalizar mi empresa?

Cada vez vemos surgir más emprendedores, lo cual sólo confirma que vivimos en un país de gente creativa, laboriosa y diligente. Suele suceder que emprendedores que venden sus productos u ofrecen sus servicios de manera informal, cuestionan el hecho de porqué deben incurrir con los múltiples trámites de formalización e inscripción de su empresa, máxime si ello conlleva regulaciones fiscales, sanitarias, etc.

Aunque en efecto una empresa mercantil podría funcionar indefinidamente de manera informal, sus capacidades de atraer nuevos clientes o de ampliar sus horizontes se verían permanentemente disminuidas, por no decir descartadas a priori debido al recelo o temor de dejar el negocio conocido, para adentrarse a aguas más profundas del mundo bursátil.

En realidad, todos – no solamente los comerciantes en pequeño – sentimos una fuerte carga emocional o estrés ante la posibilidad de nuevos retos o desafíos, incluso ante un simple cambio de hábitos de comportamiento, metodologías de trabajo o nuevas responsabilidades laborales, familiares, etc.

Ventajas de legalizar tu empresa

Lo importante, como emprendedores, es dar el siguiente paso de calidad. Al conocer las ventajas de legalizar tu empresa, verás que se trata de una elección sabia, la cual te llevará de ser un comerciante o emprendedor en pequeño, a alcanzar la calidad de empresario exitoso.

He conocido personas muy emprendedoras, quienes comenzaron vendiendo sombreros en la calle, comerciando frutas en humildes canastos u ofreciendo ropa usada en las esquinas, hasta que – a través de mucha dedicación, perseverancia y, sobre todo, formalizando sus negocios – llegaron a convertirse en empresarios de gran renombre y solvencia económica, generando muchos empleos dignos y fortaleciendo la economía nacional.

A continuación, encontrarás algunos de los grandes beneficios de legalizar tu emprendimiento:

Oportunidad real de progreso y desarrollo

Ventajas legalizar empresa

Cuando eres un emprendedor, la formalización de las operaciones te brindará un increíble abanico de nuevas oportunidades para crecer y desarrollarte. Aunque al inicio te parezcan engorrosos y tediosos los trámites de legalización e inscripción de tu empresa en los registros competentes, y resientas la consecuente carga tributaria; todo ello, a la vuelta de algunas pocas semanas:

  • Te otorgará derechos y beneficios a los que antes no tenías acceso.
  • Te permitirá optimizar y rentabilizar tus capacidades creativas e innovadoras, tus habilidades y aptitudes personales, así como tus recursos, experiencias y esfuerzos.
  • Te brindará un amplio margen de competitividad en el mercado del que se trate tu emprendimiento, y fortalecerá tu poder de atracción de nuevos clientes, nuevas relaciones y hasta estratégicas alianzas, así como mejores ingresos con fuertes perspectivas de continuo crecimiento.

Cuando los emprendedores deciden apostar a la formalización y legalización de sus negocios, de inicio están renunciando al estancamiento que, más temprano que tarde, los llevará a la frustración, al fracaso o la ruina; y, en su lugar, han decidido abordar la barca del progreso – continuado y tenaz – que los llevará gradualmente por todos los diversos escenarios empresariales, logrando así con creces la conquista de sus más caros anhelos en el mundo de los negocios y las finanzas.

Inclusive, se atreverán a dar el gran paso hacia el éxito prolongado: dejar la categoría del comerciante individual y tomar los retos del comerciante social, con todas sus evidentes ventajas.

De Comerciante Individual a Sociedad Anónima

Comerciante

 En realidad, no es lo mismo una empresa unipersonal que una Sociedad Anónima; esta última es considerada mucho más seria, pues se estima que existe un grupo de personas detrás de la empresa respaldando el producto o servicio ofertado, por lo que ésta se encuentra altamente vigilada por el Estado y no sólo hay una persona detrás de la empresa, como en el caso del comerciante individual, lo cual indiscutiblemente provee amplias garantías de confiabilidad y calidad.

Nuevas y mejores oportunidades de negocios

Todos aman tener éxito, estar en la cima, ser el número uno. Pero no todo el mundo hará lo que sea necesario para ganar. Los emprendedores lo hacen. 

John Maxwell

La lógica y la experiencia han demostrado que, independientemente del sistema político/económico o nivel de desarrollo de un país, el grueso del capital para inversión circulará dentro del mundo de la economía formal, donde precisamente se mueve el Gobierno (ya sea federal, nacional y local o municipal), las ONG´s y, por supuesto, la mediana y gran empresa privada.

Ello sencillamente porque es dentro del espectro de la economía formal donde los individuos y las sociedades – ya sea como vendedores o compradores, como demandantes u ofertantes – encuentran la mejor garantía de seriedad, responsabilidad, estabilidad, credibilidad y, sobre todo, de calidad de los productos y servicios, así como de eficaz compensación en caso de cualquier inconveniente, tanto para sus actuales clientes como a los potenciales.

Siendo entonces que los procesos de legalización e inscripción, conllevan a la apertura de una empresa hacia la economía formal, obviamente podrá accesar a nuevas y mejores oportunidades de hacer negocios, que antes resultaban impensables.

Consúltanos. Estamos para asesorarte en estos importantes pasos hacia el éxito.

3 Replies to “¿Qué beneficios obtengo al legalizar mi empresa?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s