¿Exámenes médicos prenupciales?

Las parejas se esmeran en planear la boda de sus sueños, la luna de miel que siempre anhelaron y hasta ya tienen proyectado su nuevo hogar y futuro juntos… pero muy pocas veces se toman un poco de tiempo para verificar algo tan crucial como elemental: el estado de su propia salud.

Veamos tres ejemplos de la vida real. Tres amigas que no hicieron antes de casarse exámenes prenupciales. Las consecuencias vinieron después de casarse.

TRES HISTORIAS DE LA VIDA REAL

Carmen, Rebeca y Graciela eran inseparables amigas. Se conocieron desde kinder en un colegio cristiano donde estudiaron ininterrumpidamente hasta hacerse bachilleres. Siempre recordaban con mucha nostalgia sus amenas conversaciones y juegos entre recesos de clases, especialmente aquellas charlas de adolescentes “enamoradas del amor”, soñando despiertas acerca de los “príncipes azules” que las llevarían al altar y serían los esposos y padres ideales en sus respectivos hogares…

Tiempo de café

Habían pasado 15 años desde que, entre lágrimas, abrazos y mil promesas, se despidieron al finalizar la cena de graduación de bachilleres. Deseaban saber que había sido de sus vidas y decidieron reunirse a tomar un café donde solían juntarse los domingos a la salida de la iglesia… Todas llegaron puntuales, alegres, y bien vestidas pero, al cabo de algunos pocos minutos de conversación, sus rostros se llenaron de lágrimas, cuando sus historias empezaron a surgir…

Carmen se había casado con Eduardo, su compañero de universidad hasta que se graduaron de economistas. A los pocos meses de casarse, Eduardo empezó a sufrir fiebres muy altas, vómitos incontrolables y diarreas constantes que no podían ser diagnosticadas de manera asertiva, hasta que apareció el sarcoma de Kaposi, uno de los signos más visibles de SIDA. Su promiscuidad sexual, celosamente encubierta por años, le había pasado una dura factura… a él, a sus padres y a la pobre Carmen, quien solamente le consolaba el hecho de no haber sido infectada ni haber procreado hijos con él.

Rebeca se había casado con Alfredo, Ing. Químico, habiendo pasado los primeros dos años de matrimonio intentando inútilmente procrear un hijo, lo que le causó una pena muy honda pues deseaba fervientemente ser madre de por los menos tres hijos. Rebeca se culpaba a sí misma de aquella situación… hasta el punto de caer en una alarmante depresión y apatía por la vida, lo que le hizo  a su esposo confesar la verdad: él en realidad era estéril debido a una infección severa provocada por paperas sufridas durante su adolescencia, lo cual no le había confesado por temor a que ella o su familia lo rechazaran.

Graciela por su parte, se había casado con Felipe, su primer y único novio. Ambos se aventuraron a probar fortuna en el mundo de los emprendedores de negocios, donde luego de mucho esmero y perseverancia habían logrado posicionarse dentro del mercado nacional con su empresa de repuestos para automóviles, gozando de holgura económica y estabilidad familiar, salvo una situación penosa y delicada: Felipe se casó sin saber que padecía sífilis, la que terminó infectando a Graciela y a su primer bebé, que había nacido con sífilis congénita, lo que le mantenía dentro de un permanente cuadro de salud muy frágil.

mujer llorando

Las tres, llorando, se dieron un abrazo fraternal, consolándose unas a otras, al recordar como Dios había llegado oportunamente a su rescate: Carmen había logrado casarse nuevamente, luego de superar con paciencia el estigma social que provocó la muerte de su primer esposo; Rebeca y Alfredo optaron por adoptar dos niños, y el hijo de Graciela, finalmente superó la enfermedad, luego de innumerables y cuantiosos tratamientos.

También llegaron a una tremenda conclusión: ninguna hubiera pasado por tantas angustias y desengaños si oportunamente se les hubiera aconsejado acerca de los exámenes médicos prenupciales.

Exámenes médicos prenupciales

PARA QUE SIRVEN LOS EXÁMENES MÉDICOS PRENUPCIALES

Aunque muchas de las legislaciones, incluyendo la salvadoreña, no contemplan los exámenes médicos prenupciales como requisito legal para contraer matrimonio, duras experiencias como las antes relacionadas los han tornado en muy aconsejables.

Los exámenes médicos prenupciales sirven para valorar en la medida de lo posible la salud física de los candidatos a futuros cónyuges, a fin de determinar oportunamente si alguno de ellos padece alguna enfermedad que pueda influir en la relación marital o en la salud de la pareja y hasta de su descendencia.

Exámenes prenupciales

En algunas ocasiones, ya casados, han descubierto difíciles situaciones como el hecho que lamentablemente uno de los dos vivirá muy pocos años y probablemente bajo condiciones muy difíciles para la pareja sobreviviente, debido a una grave enfermedad que ignoraba padecer; o que genéticamente comenzará a sufrir los efectos de un irreversible e incurable trastorno degenerativo del sistema nervioso, que lo dejará incapacitado para valerse por sí mismo; o que sufre padecimientos que le impiden cumplir satisfactoriamente sus deberes conyugales, etc.

Es verdad que el verdadero amor es sufrido y benigno, no busca lo suyo y todo lo cree, espera y soporta, pero indudablemente es una gran ventaja saber de antemano a que atenernos, para estar preparados y conformes con nuestra decisión consciente y voluntaria de amar sin reservas.

NUESTRA RECOMENDACIÓN

Debido al incremento global y significativo de enfermedades contagiosas, degenerativas y hasta desconocidas anteriormente, he tomado la decisión como Notario de recomendar esta clase de exámenes a las parejas que buscan mis servicios para contraer Matrimonio Civil.

Por supuesto que jamás como un requisito legal, pues no tienen esa calidad, y dejando totalmente al profesional criterio del médico de su confianza el tipo de exámenes a realizarse.

En países como México y Argentina, los exámenes prenupciales son de carácter obligatorio.

Es mejor prevenir antes que lamentar después.

En la preparación para tu matrimonio, también podrían interesarte conocer sobre los Regímenes Patrimoniales del matrimonio.

Si estás por contraer matrimonio y quieres asesoría o celebrar tu Boda Civil, ponte en contacto con nosotros. Estamos para servir a las familias

2 Replies to “¿Exámenes médicos prenupciales?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s