¡Ya no soporto a mi vecino!

¿Tiene usted algún vecino que no lo deja dormir? Sus constantes fiestas y música a todo volumen son insoportables. O quizá haya escuchado quejas como ésta: “¡Estoy hastiado de recoger los excrementos del perro de la familia X!”, cuando alguien ya no puede salir tranquilamente con sus hijos al parque.

Y las quejas, continúan: “¿Cuándo desalojará el vecino su carro inservible de la acera?”, “Ya no soporto escuchar las peleas de los vecinos de enfrente”…

Frases de indignación como éstas las escuchamos a diario, ya sea en Residenciales privadas o no, y los afectados se sienten impotentes para resolverlas, pues saben que podrían engendrar enemistad con sus vecinos y hasta violencia si tratan directamente de conciliar; o tendrían que seguir engorrosos y comprometedores trámites antes la Policía o los tribunales de justicia, para lo cual no tienen ni tiempo, ni dinero.

Lo cierto es que, muchas de estas situaciones han desembocado de continuo en amenazas, agresiones, golpes y hasta homicidios entre vecinos. Lamentablemente el egoísmo humano es el detonante principal en muchos casos.

Ya no soporto a mi vecino

 

¿Qué hacer ante estas reales amenazas a la tranquilidad y convivencia ciudadana?,¿Cómo evitar que estas molestas situaciones se salgan fuera de control e incluso trasciendan a graves consecuencias?

El diálogo es siempre la primera opción para arreglar las situaciones.

¡Hablando se entiende la gente!

También muchas Residenciales privadas tienen Reglamentos, dentro de los cuales estipulan aspectos que hacen más llevadera la vida de la comunidad.

Sin embargo, existen otras instancias también, como la Mediación, a la cual usted puede optar si ya se agotaron los recursos y la situación se ha vuelto insoportable para los vecinos.

Mediación comunitaria

LA MEDIACIÓN COMUNITARIA

La Mediación es un procedimiento sencillo, oportuno, gratuito y extrajudicial que permite a las partes en contienda resolver sus diferencias con la ayuda de un tercero imparcial y objetivo, llamado Mediador, que facilita la comunicación entre ellas y fomenta un clima de respeto mutuo.

Este Mediador ha sido previamente entrenado para ejercer la tarea, por lo que aunque las partes estén sumamente molestas e inclusive resentidas entre sí, debido a la situación conflictiva por la que atraviesan, es capaz de llevarles a un entendimiento mutuo y voluntario, apoyándoles en la adopción de alternativas viables y hasta creativas para resolver sus diferencias, haciendo desvanecer la carga emotiva negativa que les impedía consensuar y, de ser posible, facilitando la construcción a futuro de una relación amigable o por lo menos tolerante entre los involucrados.

Mediación comunitaria

Dentro del procedimiento, las personas involucradas expresan sus sentimientos y preocupaciones acerca de las situaciones que les aquejan, pudiendo – de considerarlo necesario – hacerse acompañar o asesorar por su abogado de confianza, especialmente al momento de proponer o aceptar compromisos, aunque bajo el entendido que dichos profesionales no serán quienes tomen las decisiones, pues el procedimiento requiere por ley la negociación directa entre los involucrados.

¿CÓMO HACER USO DEL PROCEDIMIENTO DE MEDIACIÓN?

La Mediación Comunitaria como parte del Sistema Alterno de Resolución de Conflictos, es un servicio que ofrece la Procuraduría General de la República (PGR), a través de su Unidad de Mediación y Conciliación, conforme a su mandato constitucional y específicamente al Art. 37 de su Ley Orgánica, ya sea directamente o en alianzas y esfuerzos coordinados con otras instituciones, como las Alcaldías Municipales, USAID, PNUD, etc.

Para tal efecto, la PGR ha dispuesto los Servicios de Mediación en lugares estratégicos y accesibles para los ciudadanos. En la actualidad se ofrecen los servicios en 17 Centros de Mediación, ubicados en las Procuradurías Auxiliares y Centros Mixtos, en convenio con algunas Alcaldías Municipales.

¿Cómo tramitar el servicio de Mediación?

Presentarse al Centro de Mediación más cercano a su lugar de domicilio, con su DUI y el nombre y dirección exacta de la persona o personas con las que desean resolver sus desavenencias. Si es un menor de edad el que necesita el servicio, deberá ser acompañado por sus padres o tutores.

MEDIACIÓN CON APOYO DE ALCALDÍAS

A partir de marzo de 2015, la PGR concretizó Convenio suscrito en 2014 con las Alcaldías Municipales de Ciudad Delgado, Zacatecoluca, Sonsonate, Acajutla y Santa Tecla, con el apoyo del PNUD, a fin de  acreditar a Mediadores Comunitarios encargados de 5 Puntos de Mediación Comunitaria, uno por cada uno de los municipios, con el objetivo de “contribuir a mejorar las condiciones de seguridad y prevenir la violencia relacionada con conflictos interpersonales, intrafamiliares, de convivencia cotidiana y contra la mujer”, en dichas jurisdicciones.

Los Puntos de Mediación Comunitaria (PMC) son coordinados por las Alcaldías Municipales correspondientes a través de sus Delegaciones o Unidades Contravencionales y cuentan con el apoyo técnico de la PGR.

Mediación comunitaria

CONCLUSION

En conclusión, hagamos uso de las opciones disponibles para resolver como buenos vecinos, las situaciones que aquejan el diario vivir dentro de nuestras comunidades. Como ejemplo tenemos a España, donde según las estadísticas, ocho de cada diez casos de mediación vecinal acaban en un acuerdo satisfactorio para ambas partes.

¡Vivir en comunidad es tarea de todos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s