El hombre que nunca hizo su testamento

Testamento

Don Alfonso N. era un hombre fornido y curtido por el arduo trabajo del campo. Rondaba los 50 años. Apenas sabía leer y escribir, pero gracias a su perseverancia había logrado adquirir unas doscientas manzanas de terreno, cultivados con el mejor café de la zona. Su infancia y juventud habían sido difíciles: antes de cumplir …